Colombia recuerda esta semana la masacre de El Salado, una población ubicada a 21 kilómetros del municipio de Carmen de Bolívar, en el departamento de Bolívar al norte del país, sucedida hace 20 años y en donde murieron 60 personas.

La Unidad para la Víctimas de Colombia lideró uno de los homenajes que se realizó en el sitio de la masacre.

La entidad acompañó a las víctimas que realizaron una caminata que recorrió el cementerio y la iglesia de la población. Se cumplió, además, una eucaristía en homenaje a los 60 asesinados en febrero de 2000.

“Estamos acompañando esta conmemoración de los 20 años. Pero más allá de los 20 años queremos resaltar los avances que hemos venido haciendo en el proceso de reparación colectiva y construyendo confianza con las víctimas”, afirmó Ramón Rodríguez, director general de la Unidad para las Víctimas.

Para ver todas las noticias de Bogotá visite www.conexioncapital.co. Encuéntrenos también en Facebook como Canal Capital.

Lea también Atentos a estos cortes de agua en cerca de 100 zonas de Bogotá

Un informe de integrantes del Grupo de Memoria Histórica en Colombia detalla que entre el 16 y el 21 de febrero de 2000 hubo un despliegue de 450 paramilitares que ingresaron a El Salado, donde “montaron un escenario de terror”.

El Grupo detalló que la guerrilla intentó cooptar a la población de la región supliendo los vacíos institucionales, lo que a la larga no fue capaz de hacer. Menciona que organizaciones como las Farc no actuaron ni como protectora ni como proveedora de servicios que le garantizaran una relación duradera con las comunidades.

“Lejos de ello, esta presencia de actores armados insurgentes, en el caso de El Salado, dio lugar en la etapa reciente del conflicto a la estigmatización de toda la población como subversiva, lo que sumado a su ubicación geoestratégica, en la competencia armada de las Farc y el paramilitarismo, dejó a los pobladores, como en tantas otras zonas del país, en medio del fuego cruzado”, menciona el informe.

El documento añade, además, que la masacre de El Salado y su derroche de violencia ilustran una estrategia paramilitar sustentada “en el uso y propagación del terror como instrumento de control sobre el territorio y la población”.

La masacre de El Salado hizo parte de eventos de violencia masiva perpetrados por los paramilitares en Colombia entre 1999 y el 2001.

Con información de la Agencia Anadolu