Iván Duque, presidente de Colombia, sancionó este viernes una ley que busca prohibir de manera gradual el ingreso, uso y comercialización de plásticos en el archipiélago de San Andrés, Providencia y Santa Catalina, ubicado en el mar caribe al norte de Colombia.

La norma de nueve artículos prohíbe el ingreso, uso y comercialización de bolsas plásticas, pitillos, platos y vasos de plástico o icopor en las islas. La medida busca proteger la reserva de la biosfera Seaflower, un ecosistema estratégico para Colombia, el Caribe y el mundo.

La ley también prohíbe la salida de este tipo de material plástico desde el territorio continental, si el destino final es el archipiélago.

La implementación total se debe hacer en dos años e incluye unas excepciones para los plásticos que sean biodegradables, reciclables y sobre los que se demuestre su aprovechamiento a través del reciclaje o la recuperación energética.

La normativa también busca promover emprendedores que desarrollen proyectos empresariales orientados a reemplazar las bolsas y otros materiales plásticos por aquellos biodegradables y amigables con el medio ambiente.

Especificó que el Servicio Nacional de Aprendizaje (Sena) acompañará el desarrollo de competencias empresariales con recursos de los fondos de la nación destinados a impulsar el emprendimiento.

La Policía, la Armada, la Corporación Coralina y la Autoridad Migratoria serán las entidades encargadas de vigilar que la ley se cumpla.