demolición de predios empresa Metro
Foto de: Empresa Metro

Empezó la demolición de los predios por donde pasará la primera línea del Metro de Bogotá, en total la Alcaldía Peñalosa y la Empresa Metro van a invertir 1 billón de pesos para derribar 1.441 predios.

“Me parece estupenda la obra que están llevando a cabo, que el alcalde haya tenido visión. Hay mucho orden, tampoco hemos sentido el impacto de la obra”, manifestó Leonor Forero, vecina demolición. 

Durante los primeros trabajos, Andrés Escobar, gerente de la Empresa Metro, aseguró que EN donde el Metro hace las curvas mediante el viaducto, hasta el momento se han ofertado 119 predios y sólo se han expropiado cuatro inmuebles 

Para ver todas las noticias de Bogotá visite www.conexioncapital.co. Encuéntrenos también en Facebook como Canal Capital.

“Hay un paquete de predios prioritarios que necesitamos para construir el viaducto y el patio taller. Hay otro segundo grupo de predios que requerimos para levantar espacio público y los edificios por los cuales se accederá a las estaciones [...]”, informó Andrés Escobar. 

Lea también: ¿Cuántas vacantes de empleo generará la construcción de la primera línea del Metro de Bogotá?

“Básicamente, ha sido porque tiene limitaciones al dominio como hipotecas, sucesiones y en dos casos, que han sido renuentes, ya tenemos 73 predios recibidos y esperamos terminar toda la adquisición en diciembre del presente año”, agregó María del Pilar Grajales Restrepo, directora técnica de predios de la Empresa Metro.  

Escobar asimismo entregó detalles de otras obras que se están  desarrollando desde hace un año para avanzar en la construcción del Metro, como es el traslado de redes de servicios públicos.

“En el traslado de redes tenemos seis puntos en la ciudad donde ya se están haciendo obras y hay todo un programa que indica que en los próximos dos años del año seguirán entregando esos terrenos ya despejados al constructor del Metro”, expresó el gerente de la Empresa Metro. 

Con estos trabajos de demolición, la Empresa Metro espera evitar el retraso de las obras de construcción, posibles riesgos y sobrecostos. 

Por Jessica Cedeño