En diciembre, muchos luchan con el bolsillo para cumplir tres metas. Comprar regalos, celebrar la navidad y salir de vacaciones. “El problema es que a veces pierden el control y empiezan el año mucho más endeudados de lo que podrían”, aseguró Constanza Triana, directora de Vera Ikona a Kienyke.com.

1. ¿Cómo manejar el aumento de gastos en diciembre?

Renunció a la respuesta típica de que usted debe hacer un presupuesto detallado de los gastos habituales del mes y los adicionales. Primero porque esa respuesta es muy técnica y tiene una efectividad limitada. Les propongo algo mejor.

Hay una fórmula muy sencilla y eficaz para aprender a manejar los gastos. Tiene que dividir el valor de su salario en horas que usted trabaja cada mes. Escriba ese valor en un papel adhesivo que siempre tenga a la vista cuando vaya a comprar algo.

Cada que tenga la intención de comprar algo adicional, divida el precio de ese objeto en el valor de su hora de trabajo. Ejemplo: si el valor de su hora es $5.000 y quiere un objeto de $200.000 estamos hablando de que son 40 horas de trabajo.

Con ese dato hágase la siguiente pregunta: ¿de verdad quiero invertir 40 horas de mi tiempo en ese objeto? Esa es una manera poderosa de darse cuenta si de verdad quiere o no llevar ese artículo. De igual manera si lo va a comprar a crédito analice la cantidad de horas que tendrá que trabajar para pagarlo.

2. ¿Cómo hacer para que los gastos en diciembre no afecten tanto la economía individual?

Lleve el papelito del ejercicio anterior siempre con usted. Le servirá para darse cuenta que muchas de las personas a quienes usted desea dar un regalo material, realmente lo que más desean es su compañía. Puede vivir una tarde de onces, una salida al parque a comer helado, una cena en casa con la música preferida. La importancia de los regalos no debe ser por su precio sino por la experiencia emocional generada y el recuerdo que deja.

3. Las compras son inevitables, ¿cómo encontrar promociones o descuentos?

Las apps son un excelente recurso para comparar y para no pagar a precios totales. Sin embargo, cuidado con las promociones, debemos tener presente que son fórmulas típicas de mercadeo por lo cual, es importante revisar la relación costo-beneficio.

4. ¿Qué evitar en diciembre para no afectar la economía personal?

Fácil. Hágase un buen regalo que le va a servir para toda la vida. Compre un libro, contrate un coach, suscríbase a una plataforma gratuita de videos o de podcast cuyo tema central sea la inteligencia financiera. Con certeza se trata de una capacidad que todos podemos desarrollar para optimizar nuestros recursos económicos tomando decisiones conscientes y menos emocionales con metas concretas de crecimiento económico.

5. ¿Qué hacer para que el dinero que se tiene presupuestado alcance?

Cumpla dos reglas sencillas. Quienes entrenamos en inteligencia financiera decimos que lo primero es conocer con exactitud sus números. Saber cuánto dinero entra y cuánto dinero sale, es el primer paso para mejorar su economía personal. No sirve pensarlo en el bus o en el carro para hacer mentalmente un aproximado.

Es importante que sea una tabla que pueda verla y analizarla. Y lo segundo, esté enfocado en lo que quiere ver o sentir en febrero y marzo. Seguro que no quiere llevar el peso de haberse excedido en diciembre. ¡Disfrute desde ya esa imagen de verse tranquilo por tomar decisiones inteligentes!