Fin de año y Navidad son fechas para compartir y las personas buscan hacer felices a los demás de una u otra manera. Es por eso que diciembre es una oportunidad de oro para el comercio. Incluso, para la mayoría de establecimientos diciembre representa el pico de ventas más alto de todo el año.

Cree bases de datos

Crear bases de datos es el primer paso para contar con un público objetivo que puede llegar a ser un cliente potencial.

Fidelice al cliente

Fidelizar al cliente es clave para los negocios. La compañía publicitaria Criteo recomienda emplear estrategias de enganche meses antes y meses después de Navidad: “El año pasado las empresas empezaron a promocionar sus ofertas a principios de noviembre, en vez de esperar al Black Friday oficial, y este año la tendencia será similar”. Afirma que la demanda comenzó en octubre y siguió durante noviembre gracias a diversas promociones, y todo indica que las compras navideñas nuevamente arrancarán anticipadamente”.

Decore su negocio

Si bien la identidad de marca juega un papel primordial en la prosperidad de todo negocio, la flexibilidad que la marca tenga para adaptarse a fechas y situaciones especiales para su público objetivo también es muy importante.Detalles como la decoración física o virtual de la marca crean la sensación de sintonía con el cliente y la época.

Cree incentivos

Los incentivos de compra harán que las personas se sientan motivas a continuar comprando. Ofrecer experiencias más que productos y poner al cliente como centro del negocio, será una estrategia que se verá reflejada a lo largo de los meses y posicionará la marca por encima de la competencia.

Realice un registro de ventas

Finalmente, el registro de ventas es una herramienta que permitirá medir la efectividad de las estrategias antes mencionadas. En la actualidad existen diferentes herramientas y programas para llevar registros empresariales, que posteriormente permitirán tomar decisiones que cambien el rumbo del negocio.