Por estos días santos la mayoría de los bogotanos acostumbran a comer más pescado, ya que hace parte de las costumbres que prevalecen en la Semana Mayor. Según Fenalco, en Bogotá siete de cada 10 personas prefieren para estas fechas este tipo de alimentos.

Entre mojarra, bagres, pescado seco, bocachico y demás productos pesqueros, los ciudadanos buscan la mejor opción para consumir. Este es el panorama en la mayoría de las plazas de mercado que hay en la ciudad.

Para los comerciantes estos días serán de mayores ventas, dada la gran demanda por la temporada. Según Manuel Rodríguez, comerciante de pescado, "la mojarra la tenemos, la arroba, a 100 y a 110 sale a 4.000 y 4.400".

Por su parte, Edgar Rodríguez, también comerciante, resaltó que el precio depende según el grosor del pescado e inicia en 10.000 pesos.

De igual manera, algunos comerciantes dan sus consejos para que las amas de casa quiten la sal del pescado seco de manera correcta.

"En la primera lavada se le echa agua fría con hielo, se le echa sal, más sal y limón, por qué más sal; porque la sal común saca la sal de mar. Cada cuatro horas se debe cambiar el agua y en la última lavada se le echa agua, limón y un pedacito de panela y queda desalado", resaltó Edgar Rodríguez.

No olvide ver que los ojos del pescado estén brillantes, sus agallas de color rojo, que sus escamas salgan de manera fácil, lo que significa que está fresco, y también recuerde comprar estos alimentos en establecimientos de confianza.

Por: Fredy Carrera