Una de las enfermedades que genera mayor decadencia física y psicológica es el Alzheimer, conocida como una forma de demencia, que de manera muy lenta destruye las células del cerebro, ocasionando pérdida de memoria y muerte cerebral progresiva.

Los adultos que enfrentan esta enfermedad padecen en su mayoría de pérdida de la atención y del juicio; con el paso del tiempo van olvidando cuestiones cotidianas como el manejo del dinero, pérdida las cosas, apatía y en algunos casos, descuido del autocuidado.

Según Robinson Cuadros, médico de la Asociación Colombiana de Gerontología y Geriatría, este no es un proceso normal de envejecimiento, sino una enfermedad muy compleja a nivel cerebral.

“Antiguamente esta enfermedad no era tan común porque la expectativa de vida era menor, sin embargo, el aumento de la expectativa de vida es uno de los principales factores de riesgo”, resaltó Cuadros, agregando que hay otros factores que predisponen a tener esta enfermedad como la hipertensión mal controlada, la obesidad, la mala nutrición e incluso los trastornos depresivos.

La Organización Mundial de la Salud ha indicado que en el mundo hay unos 50 millones de personas que padecen demencia, y cada año se registran cerca de 10 millones de nuevos casos, siendo el Alzheimer una de las formas más comunes de demencia al acaparar entre un 60 % y un 70 % de los casos.

La mayoría de los Alzheirmer no son hereditarios, según Claudia Varón, directora de la Fundación Acción Familiar Alzheimer Colombia, y aunque existen múltiples tratamientos, estos no han logrado impactar en la prevención y/o cura de la enfermedad.

Pero, ¿qué estrategias se pueden poner en marcha para cuidar a personas con Alzheimer? En ocasiones son necesarios los medicamentos psiquiátricos para reducir los niveles de ansiedad de los pacientes y para modificar el curso de la enfermedad, sin embargo uno de los factores importantes es el manejo en familia.

“Hay que mirar cómo mejorar el entorno emocional, utilizar un lenguaje asertivo, no pararnos sobre las debilidades de la enfermedad, ver a la persona más que al enfermo”, resalta Robinson Cuadros.

Con respecto al lugar ideal para tratar a los pacientes, Claudia Varón, resalta que se debe estudiar cada caso de manera individual, “lo ideal es el entorno familiar que ellos conocen y que ha tenido un vinculo emocional, sin embargo en algunos casos hay que recurrir a centros especializados”, indica.

¿Se puede prevenir el Alzheimer?

Según Cuadros, sí se puede hablar de prevención del Alzheimer, entre las acciones que se pueden tomar, menciona la importancia de invertir en el cerebro.

“Se puede hablar de prevención y mitigación adoptando hábitos de vida saludable como el ejercicio, evitando el tabaquismo, tener muy buenas redes de apoyo social; los amigos juegan un papel muy importante en la salud mental”, resalta.

“Lo que más estimula el cerebro son la música, el baile y las oraciones; la conexión espiritual tienen un papel importante”, agrega Cuadros como principal recomendación para mantener la salud mental.