Por primera vez una comunidad indígena recibe terrenos en Bogotá para construir viviendas.

Más de 150 hectáreas fueron otorgadas por la Alcaldía Peñalosa para que puedan construir 550 viviendas, además de las casas del sol y de la luna para que también puedan hacer sus prácticas ancestrales, ambientales y agrícolas.

La comunidad muisca de Bosa y la Alcaldía de Bogotá, después de tres años y medio de diálogos, lograron, mediante un acuerdo, obtener un territorio para construir sus viviendas.

Para ver todas las noticias de Bogotá visite www.conexioncapital.co. Encuéntrenos también en Facebook como Canal Capital.

"Donde va a haber un terreno para parque, donde va a haber una serie de viviendas, como 500 viviendas en casi 4 hectáreas”, señaló el alcalde Enrique Peñalosa.

Por su parte, Ángela Chiguasuque Neuta, gobernadora del cabildo indígena muisca de Bosa, señaló: “vamos a llamarla la Ciudadela Muisca de Iguaque. Será una unidad territorial dentro de la misma ciudad, donde podemos tener también una autosostenibilidad. Aquí no vamos a hacer los apartamentos que la gente ve normalmente, sino va a ser una estructura propia de nosotros como comunidad".

En 3,17 hectáreas, la comunidad indígena podrá construir un territorio de acuerdo a sus tradiciones y así darle vida al plan parcial El Edén - El descanso.

"Con estos acuerdos somos pioneros a nivel nacional, porque es la primera vez que se hace una consulta a nosotros como comunidad indígena asentada en un espacio urbano”, agregó Chiguasuque Neuta

Desde 2009 este plan parcial se encontraba detenido por una tutela interpuesta por la comunidad muisca. Con este plan varias entidades podrán adelantar obras de redes de acueducto y alcantarillado, vías, espacios públicos, zonas verdes, comunales, la continuación con la alameda El Porvenir y brindarle así una mejor calidad de vida a esta comunidad muisca.

Por: Jessica Cedeño