La alcaldesa Claudia López presentó este jueves el plan de manejo para la movilización social en Bogotá, en vísperas de las manifestaciones convocadas en Bogotá para el próximo martes 21 de enero.

López reveló cual será el protocolo de la Alcaldía durante estas manifestaciones. Según indicó la alcaldesa estas movilizaciones deben ser pacíficas siempre y en caso de que se presenta una manifestación violenta, la primera solución será una sanción social.

Indicó que las movilizaciones estarán acompañados de las madres gestoras de paz. "Son madres tanto de marchantes, como de miembros de la Fuerza Pública, que velarán para que todos lleguen sanos y salvos a sus casas".

Señaló también, que la segunda instancia de atención en caso de que hecho sobrepase la capacidad de la sanción social, intervendrán los gestores de convivencia del Distrito y, en caso de ser necesario, intervendrá la Fuerza Disponible de la Policía, no el Esmad.

Para ver todas las noticias de Bogotá visite www.conexioncapital.co. Encuéntrenos también en Facebook como Canal Capital.

"Solo cuando se presente algún hecho extraordinario, como recurso de última instancia, intervendrá el Esmad. Confiamos en nuestros ciudadanos", dijo la alcaldesa López.

Por otro lado, señaló que el interlocutor al momento de solicitar una movilización social no será la Secretaría de Seguridad, ya que "no están anunciando un acto de terrorismo, sino de democracia". Y anunció que los marchantes contarán con apoyo logístico de la Secretaría de Cultura para manifestaciones artísticas, en caso de ser solicitado.