Luego de que la Corte Constitucional rechazara la recusación contra la magistrada María Victoria Calle, el alto tribunal decidió que dará un plazo de uno a dos años para que el Congreso de la República regule las actividades exceptuadas de la ley de protección animal como las corridas de toros o el coleo.

Esto quiere decir que la temporada taurina que actualmente se desarrolla en la capital, por ahora, continuará llevándose a cabo.

El objetivo era discutir dos demandas que incluyen este controvertido tema. Una de estas, buscaba que la llamada ‘fiesta brava’ se adelante, pero con la condición de que no se hiera o se cause sufrimiento en los animales que participan.

En palabras del magistrado Alberto Rojas, se trata de un desmonte progresivo con el fin de evitar el maltrato y la tortura, lo que estaría acorde con algunas de las reclamaciones de las organizaciones animalistas y ambientales.

Para ver todas las noticias de Bogotá visite www.conexioncapital.co. Encuéntrenos también en Facebook como Canal Capital.

De otra parte la Corte Constitucional discutió la ponencia del magistrado Linares, que en cambio apoya con firmeza las corridas de toros en Colombia, respaldándolas como una tradición cultural y un derecho de las minorías.

Por otro lado, el ministro del Interior, Juan Fernando Cristo, había anunciado que el próximo 20 de marzo se llevará al Congreso de la República un proyecto de ley por medio del cual se busca prohibir las corridas de toros.

"En momentos de paz y convivencia es necesario que la sociedad tome decisiones frente a las corridas de toros. Sin embargo, la invitación es a hacerlo por el camino del respeto", dijo a periodistas el jefe de esta cartera.