Bolivia amanece convulsionada luego de que un conteo preliminar de votos de las elecciones presidenciales del domingo diera la victoria en primera vuelta al presidente Evo Morales, con 46,85 %, frente a un 36,84 % para el candidato opositor Carlos Mesa.

Según reporta el diario La Razón, uno de los más conocidos del país, el Tribunal Supremo Electoral (TSE) boliviano reactivó el conteo rápido de votos después de 24 horas de paro, dando un resultado y tendencia contradictorios a los datos entregados la noche del domingo.

Aunque desde la mañana del lunes había manifestaciones, la información que arrojó la Transmisión Rápida y Segura de Actas al 95,63 % de las actas, desató protestas y violencia en nueve ciudades capitales, quemas de edificios electorales y saqueos.

Por lo menos, en Sucre (capital constitucional) y en Potosí fueron incendiadas las oficinas del Tribunal Electoral Departamental (TED). En esta última dos personas se lanzaron del segundo piso del edificio para salvar sus vidas del fuego.

Para ver todas las noticias de Bogotá visite www.conexioncapital.co. Encuéntrenos también en Facebook como Canal Capital.

Lea también Manifestaciones en Chile dejan 15 muertos, entre ellos dos colombianos

Entre tanto, en Santa Cruz se convocó un paro indefinido a partir del mediodía de este martes y en Tarija fueron saqueadas las oficinas del TED y quemada su documentación.

En La Paz (capital política), se registraron enfrentamientos entre seguidores del oficialista Movimiento al Socialismo (MAS), al que pertenece Morales, y de Carlos Mesa. Los ciudadanos intentaron ingresar al hotel Real Plaza, donde funcionarios del TSE realizan el conteo de votos. Aunque la Policía intervino y dispersó la movilización, la violencia se trasladó hasta la sede principal del órgano electoral.

Entre tanto, en la ciudad de Oruro fue incendiada una sede de campaña del MAS y en Cochabamba los efectivos policiales tuvieron que dispersar a un grupo de personas que se movilizaban frente a la sala de cómputo.

Tal fue la situación que antes de la medianoche del lunes, militantes del movimiento Comunidad Ciudadana, de Carlos Mesa, rodearon el lugar donde tenía lugar el conteo de votos con la intención de tomarse el edificio.

En varias de las capitales bolivianas hubo choques entre los manifestantes y la Policía.

El ministro de Gobierno, Carlos Romero, responsabilizó a Mesa de los hechos de violencia y señaló que él será responsable de lo que suceda.

"Particularmente el candidato Carlos Mesa, de manera recurrente, está convocando a la violencia y a la confrontación. El que convoca a la violencia se hará cargo de la violencia, que puede generar consecuencias funestas contra personas, instituciones, bienes públicos y privados”, aseguró.

Luego de conocer los nuevos resultados de la Transmisión Rápida y Segura de Actas, que descartarían una segunda vuelta, Mesa afirmó que el MAS le está robando la elección a él y al pueblo boliviano, al tiempo que confirmó que desconocerá resultados “amañados”.

“Resulta que el Tribunal Supremo Electoral, en un nuevo acto vergonzoso, nos roba la elección por orden del Gobierno del presidente Evo Morales; quiero denunciar esta situación y quiero decirles como representante de Comunidad Ciudadana pero en este caso, como un demócrata, que no vamos a reconocer sus resultados que son parte de un fraude consumado de manera vergonzosa”, recalcó.

La Misión de Observación Electoral de la Organización de los Estados Americanos (OEA) en Bolivia pidió que se “respete la voluntad de la ciudadanía”.

Mediante un comunicado, el organismo americano manifestó su “profunda preocupación y sorpresa por el cambio drástico y difícil de justificar en la tendencia de los resultados preliminares conocidos tras el cierre de las urnas”.

“Este proceso electoral se ha dado en condiciones muy complejas. Durante esta observación electoral, la Misión de Observación Electoral de la OEA ha testificado la inequidad evidente entre las candidaturas. Ha sido notorio el uso de recursos públicos durante la campaña”, subrayó el organismo.

Además, agregó que hacen un llamado a la autoridad electoral a que “defienda decididamente la voluntad de la ciudadanía boliviana con estricto apego a la Constitución y sus leyes complementarias de manera ágil y transparente”.

La OEA detalló que a las 7:40 p.m. (hora local) del domingo, el TSE difundió los resultados de la Transmisión de Resultados Electorales Preliminares (TREP), cifras que indicaban claramente una segunda vuelta, “tendencia que coincidía con el único conteo rápido autorizado y con el ejercicio estadístico de la Misión. Nuestra información fue compartida hoy con el TSE y la Cancillería”.

Y agrega que a las 8:10 p.m. del lunes, el TSE dejó de divulgar resultados preliminares, por decisión del pleno, con más del 80 % de las actas escrutadas. “24 horas después, el TSE presentó datos con un cambio inexplicable de tendencia que modifica drásticamente el destino de la elección y genera pérdida de confianza en el proceso electoral”.

Morales Ayma se reúne en la Casa Grande del Pueblo con los dirigentes de la Coordinadora Nacional por el Cambio (Conalcam) para analizar la coyuntura que atraviesa el país.

Con información de la Agencia Anadolu