Bogotá cuenta con el primer protocolo de atención a mujeres víctimas de acoso en el espacio y transporte público. La Secretaría de la Mujer presentó esta campaña que lleva por nombre "Me muevo segura".

La iniciativa busca que las personas modifiquen sus comportamientos, se solidaricen con las víctimas y se incrementen las denuncias ante las autoridades para que se pueda brindar una oportuna atención.

Para lograrlo, en diferentes estaciones de TransMilenio, a través de los medios de comunicación y en los canales institucionales, la ciudadanía podrá identificar qué es acoso, cómo reaccionar y qué hacer cuando se presenten este tipo de casos.

Para ver todas las noticias de Bogotá visite www.conexioncapital.co. Encuéntrenos también en Facebook como Canal Capital.

¿Qué es el acoso? 

Es violencia a través de prácticas con contenido sexual que se realizan sin el consentimiento o autorización de las mujeres, y que son hechas por una persona (generalmente desconocida) en espacios públicos como calles, transporte, parques, puentes peatonales, paraderos, estaciones y portales.

Acoso es violencia:
Existen diferentes tipos de acoso en el espacio y en el transporte público, que son naturalizados y que, por su connotación sexual explícita o implícita, nunca pueden ser tolerables. Es importante identificarlos para actuar frente a ellos:

  • Acoso sexual físico: Manoseos o tocamientos, pellizcos, palmadas, apretones, roces deliberados, contacto físico innecesario, agresión física (violación), miradas lascivas u obscenas, guiños, persecución, impedir el paso intencionalmente.
  • Acoso sexual verbal: Silbidos o expresiones verbales de connotación sexual (aullidos, ladridos, sonido de besos), comentarios de connotación sexual, chistes sexualmente explícitos, comentarios o insinuaciones sexuales, preguntas por fantasías sexuales o eróticas, insultos basados en el sexo de la persona, su identidad u orientación sexual, o en estereotipos sexuales relacionados con la raza o etnia, calificaciones sobre la sexualidad de la persona.
  • Acoso sexual no verbal: exhibición de fotos, imágenes, videos o audios de connotación sexual y/o pornográfica, exhibicionismo (exposición de genitales) o masturbación en público, fotos al cuerpo sin consentimiento.

Si se trata de una emergencia, porque está en riesgo la vida o integridad de la persona, la víctima o la ciudadanía pueden llamar al número único de emergencias 123. Posterior al acoso, y para activar el protocolo de atención para orientación y acompañamiento psicosocial y socio jurídico, pueden llamar a la Línea Púrpura Distrital 01-8000-112-137, que opera las 24 horas del día, todos los días del año de manera gratuita

Comunicándose con la Línea Púrpura, se puede activar el Protocolo, y de esta manera acceder al mecanismo, el cual cuenta con duplas (psicóloga y abogada) que brindan acompañamiento psicosocial, orientación y asesoría jurídica.

Lea también 2.4 millones de colombianos se acuestan con hambre: FAO