Alrededor de las 7:30 de la noche, en una zona selvática cerca al municipio de Barbacoas, fue atacado con armas de largo alcance, granadas y explosivos, un camión donde se trasladaban once soldados del Ejército Nacional.

En el hecho fallecieron tres soldados y un sargento. Otros tres militares resultaron heridos. Según informan las autoridades, cuatro soldados más estarían retenidos por los disidentes.

No se descarta que los autores de este ataque pertenezcan al frente 29 Estiven Gonzales, de las disidencias de las Farc.

Los hechos alertaron al personal de la Estación de Policía del sector, quienes reaccionaron de inmediato reforzando la seguridad.

Ante esta situación, el Gobernador de Nariño, Camilo Romero, hizo un llamado a los responsables.

Unidades de la Brigadas 23 con sede en Pasto, son los encargados de la seguridad en la zona de la cordillera oriental donde está enclavada esta localidad.

El secretario de Gobierno del departamento de Nariño Mario Viteri expresó, “nuevamente confirmamos un lamentable hecho en Nariño, esta vez en contra del Ejército Nacional, en el sector rural de Cumbitara al parecer se presentó una emboscada que terminó con la vida de cuatro soldados, esta acción se atribuye a las disidencias de las Farc”.

El funcionario agregó, “desde el gobierno departamental hemos levantado nuestra voz para decir que en Nariño están sucediendo cosas muy graves de violencia, hace una semana fue la Policía Nacional, tenemos desplazamientos de la costa pacífica, y ahora en la cordillera en contra del Ejército”, finalizó Viteri.

Cabe agregar que por esta región se extienden cultivos de coca, donde es un corredor estratégico de salida al mar por el río Patía, una hora después de la vereda Santa Rosa, el afluente ya es navegable con salida al océano por varios esteros.

KienyKe