A través de dos convenios, la Nación le entregó a Cundinamarca la administración, operación y mantenimiento de dos tramos del corredor férreo que une a Facatativá con Bogotá y la construcción de las obras de las fases II y III de TransMilenio en Soacha.

El primer corredor irá desde Facatativá hasta el centro de Bogotá, 40 kilómetros de extensión donde construirán el Regiotram de Occidente.

"Subir los pliegos definitivos de la licitación a finales del mes de julio o comienzos del mes de agosto, para ser adjudicado en el mes de noviembre y firmar el contrato en el mes de diciembre. Su obra iniciará a partir del próximo año, iniciará la etapa de pre construcción de 18 meses y luego la de construcción. Esperamos para el año 2023 este operando", afirmó Jeimmy Villamil Buitrago, secretaria de Transporte y Movilidad de Cundinamarca.

El Regiotram de Occidente mejorará los tiempos de viaje de los habitantes de Facatativá, Madrid, Mosquera y Funza. Hoy gastan dos horas para desplazarse desde su municipio hasta el centro de Bogotá y la idea es que lo logren en solo 50 minutos.

"Esto significa que las personas reducirán los tiempos de desplazamiento en más de una hora y media, esto significa calidad de vida para todos los habitantes", dijo la secretaria de Transporte y Movilidad de Cundinamarca.

Cundinamarca también se encargará del tramo de cuatro kilómetros del corredor del sur para la construcción de las obras de TransMilenio fase II y III hacia Soacha.

"Es la continuidad de la obra que quedó hasta San Mateo, es la última estación que tiene el sistema. Lo que nosotros pretendemos es conectar la estación de San Mateo con limites del municipio de Soacha, cuatro kilómetros, seis estaciones", agregó la secretaria.

Además, construirán un patio taller para la reparación y mantenimiento a las locomotoras que lo requieran. Las dos obras suman 3.5 billones de pesos de los cuales el 70 % ha sido gestión del Gobierno Nacional, un  convenio que  tendrá una duración de 35 años.

Por: Catherine Solanilla