El presidente Iván Duque afirmó que la decisión que debe tomar frente al proyecto de ley estatutaria de la Justicia Especial para la Paz (JEP) se tomará “pensando siempre en lo que le convenga al país”.

“Lo haré pensando que en este país tengamos genuina verdad, genuina justicia, genuina reparación y genuina no repetición. Vamos a cumplir, como siempre, nuestra responsabilidad con mucho rigor. Yo tomaré los tiempos que me otorga la ley”, dijo Duque.

Esta fue la respuesta del mandatario luego de un pronunciamiento de la Corte Penal Internacional (CPI) este miércoles, en el que señaló que de objetarse el marco jurídico de la justicia transicional, esta organismo internacional “evaluaría las implicaciones”.

Duque declaró que considera “importante que tengamos un marco normativo que permita obrar conforme a esos objetivos”. El jefe de Estado deberá sancionar u objetar durante los próximos días este proyecto, que constituye el marco legal de la justicia transnacional surgida tras el acuerdo de paz con las Farc.

Sus palabras tuvieron lugar tras una reunión con los comandantes regionales, metropolitanos y directores de Escuelas de la Policía.

Este mismo miércoles, el vicefiscal de la CPI, James Stewart, manifestó su apoyo a la JEP “como mecanismo clave de justicia transicional adoptado de conformidad con el acuerdo” de La Habana.

“Observamos la importancia de que la JEP tenga un marco legal definido. De no ser el caso, esto podría constituir un revés y tendríamos que considerar sus implicaciones”, indicó Stewart, quien también subrayó que si las medidas de justicia especial que el Estado colombiano decidió adoptar “fueran implementadas y aplicadas adecuadamente”, podrían cumplir con los objetivos de “rendición de cuentas, disponibilidad de recursos para las víctimas y contribución a la disuasión de crímenes futuros previstos en el Estatuto de Roma”.

Este es el segundo espaldarazo de la CPI a la JEP, pues en noviembre de 2018 Stewart pidió que se respetara la independencia de los magistrados de la Jurisdicción. “Apóyenlos en todos los aspectos que sean necesarios”, dijo entonces el vicefiscal.

Además de la misma JEP, varios políticos, académicos, organizaciones de víctimas y ciudadanía en general le han solicitado al presidente colombiano que le dé el visto bueno final a la ley estatutaria, que ya fue avalada por la Corte Constitucional y el Congreso.

Pero en la otra orilla están el líder del oficialista partido Centro Democrático, Álvaro Uribe Vélez, o el fiscal general Néstor Martínez, quien han pedido no dar luz verde a la ley. Incluso Uribe Vélez dijo que es mejor “eliminar la JEP”.