Entró en vigencia el Decreto 793 de 2018 que regula el sistema de emergencias médicas en Bogotá y que permite optimizar los recursos de salud disponibles para atender situaciones de urgencias, emergencias y desastres.

Solo por el 123 se tramitan ahora las solicitudes de  ambulancias y serán direccionadas desde el Centro Regulador de Urgencias y Emergencias - CRUE.

Al menos 266 ambulancias públicas y privadas de la ciudad ya están usando el sistema que permite la comunicación y  geolocalización para el control que ejerce el centro regulador de urgencias.

"El balance para la Secretaría de Salud es muy positivo porque ya tenemos un 35 % de los vehículos de transporte públicos y privados conectados con el dispositivo AVL en el centro regulador que están disponibles", dijo Andrés Álvarez, director de Urgencias y Emergencias de la SDS.

Los vehículos de emergencias que no estén al día con la norma no podrán cobrar por sus servicios de atención y de traslados.

"El Decreto distrital define que las ambulancias públicas y privadas que hagan traslados de los pacientes o que atiendan en el sitio de la urgencia a los pacientes, obtendrán un código que es alfanumérico expedido por el centro regulador y con ese código las empresas de transporte podrán facturar la atención de los pacientes y el traslado a las aseguradoras", agregó el director.

Las ambulancias privadas estarán ubicadas en sus centros administrativos mientras que los vehículos de emergencias públicos estarán en puntos estratégicos.

A partir de hoy, las autoridades harán operativos de control y el llamado es a que los cerca de 494 vehículos que hacen falta, se pongan al día con los requerimientos de esta norma que busca optimizar los recursos en salud y brindar una atención más oportuna en situaciones de emergencias.

Por: Natalia Valencia