robos árboles

Residentes de los barrios San Francisco Occidental y Altamar han denunciado ante las autoridades el incremento de hurtos en estos sectores y lo más preocupante es que se trata de una nueva modalidad en la que los delincuentes aprovechan los árboles para treparlos y saltar sobre las víctimas para atracarlos.

La comunidad ha solicitado al Jardín Botánico la poda del arbolado de la zona, para evitar que ladrones tengan dónde ocultarse y reducir así estos actos delictivos.

Sin embargo, la entidad aclara que no puede realizar intervenciones sobre árboles superiores a dos metros de altura.

“El Jardín Botánico está a cargo de realizar las podas del arbolado joven que presente una altura inferior a los dos metros, ubicado en el espacio público de uso público”, puntualizó el Jardín.

En este sentido, será la Uaesp la entidad que deberá evaluar el caso y realizar, a través de las empresas prestadoras del servicio de aseo, la poda aérea del arbolado.

El Jardín Botánico también informó que para la realización de las podas, los consorcios de aseo deberán presentar ante la Secretaría Distrital de Ambiente, el documento de soporte técnico con visto bueno de la Uaesp, para su aprobación y seguimiento.

Lea también: Así está la calidad del aire en Bogotá tras las alertas ambientales