Fotografía tomada de la Alcaldía de Bogotá.

Habitantes de diferentes barrios de Soacha denuncian que con la demolición de los predios para la construcción de las fases dos y tres de TransMilenio, se incrementaron los casos delictivos en los alrededores de estos predios. También afirman que las cámaras de seguridad fueron desinstaladas.

Desde febrero, la Empresa Férrea de Cundinamarca dio inicio a la compra de predios para la intervención de las nuevas fases del sistema TransMilenio, para posteriormente demolerlos. La ciudadanía denuncia que la inseguridad se ha incrementado.

“Los baches que nos dejó la inmobiliaria de Cundinamarca son guarida de personas en la noche, de indigentes. Personas del común ya no pueden salir después de las 8:00 p.m. porque hay una inseguridad total”, aseguró Carlos Garcés, líder comunal.

Colegios y empresas de transporte intermunicipal se han visto afectados con la delincuencia y la venta de drogas en los alrededores de los predios.

Véase también: Desalojo de ocho familias en Soacha para construcción de nueva vía

“Acá se ve mucha inseguridad de acuerdo a todos los usuarios del transporte, a los peatones que pasan por acá. Ha habido muchos robos, entre ellos, algunos taquilleros”, sostuvo Wilmer Rodríguez, trabajador de la empresa de transporte Coomotor.

Por su parte, la Secretaría de Gobierno de Soacha anunció que la Policía Nacional fortalecerá la vigilancia en la zona y en los próximos días iniciarán con la instalación de las cámaras de seguridad.

Véase también: Nueva flota de TransMilenio para Suba con 462 buses

La Empresa Férrea Regional confirmó que son 165 predios de los cuales han sido demolidos 116, y que a inicios del 2022 iniciarían las obras de construcción.

Amplía la información: 

 

Para ver todas las noticias de Bogotá visite www.conexioncapital.co. Encuéntrenos también en Facebook como Canal Capital.