El anuncio de que una fracción de las Farc retomó la lucha armada no cayó de sorpresa en Venezuela. A juicio de Javier Tarazona, director de la organización no gubernamental Fundaredes, este país “sirvió para la reagrupación y el fortalecimiento” del grupo.

“Rechazamos esta nueva etapa, que no nos cabe duda que la está financiando Nicolás Maduro Moros con los recursos de Venezuela, pero que además logísticamente persigue crear un ejército nuevo para enfrentar al Gobierno colombiano para incursionar en Latinoamérica”, advirtió Tarazona.

En entrevista para la Agencia Anadolu, refirió que la guerrilla colombiana tiene presencia documentada, hoy, en 17 de los 23 estados que conforman la nación caribeña; con operaciones más sólidas en Bolívar, Apure y Zulia, entidades ubicadas en la frontera con Brasil y Colombia.

“En Venezuela, la presencia de la disidencia de las FARC ha sido muy numerosa, auspiciada, orientada, financiada y protegida por el régimen de Nicolás Maduro Moros”, recordó Tarazona.

Para ver todas las noticias de Bogotá visite www.conexioncapital.co. Encuéntrenos también en Facebook como Canal Capital.

Hasta hace exactamente un mes, no había evidencia de que Maduro apoyara la presencia de las Farc en el país. Sin embargo, durante la celebración del Foro de Sao Paulo, las cosas cambiaron.

“Iván Márquez y Jesús Santrich son bienvenidos a Venezuela y al Foro de Sao Paulo, cuando quieran venir, son líderes de paz; y Timochenko y Catatumbo, y las Farc es bienvenida a Venezuela cuando quiera venir, porque son líderes de paz, ¡claro que sí!. Piedad Córdoba, cuando quieran, diles de mi parte”, declaró Maduro el pasado 29 de julio, cuando culminó el foro en Caracas.

Lea también: Iván Márquez anuncia que retoma las armas

Pero desde mucho antes de que les extendiera la invitación, las Farc tenían presencia en Venezuela, que se habría convertido en refugio para sus líderes. Y el Gobierno de Maduro supuestamente lo sabía.

Fundaredes ha denunciado reiteradamente que la guerrilla colombiana recibe instrucciones del Gobierno venezolano e incluso armas de guerra; que controla emisoras de radio y escuelas, así como la distribución de alimentos subsidiados por el Estado; y que ha incursionado en diferentes áreas para su financiamiento en territorio nacional, como la minería ilegal, el cultivo de droga y el narcotráfico.

Las redes sociales se convirtieron en centro de debate para los venezolanos sobre este tema. Durante toda la mañana de este jueves, Farc se posicionó en el primer lugar de las tendencias locales, seguida por los alias de Seuxis Pausias Hernández Solarte y Luciano Marín Arango.

Muchos mensajes son de preocupación y solidaridad con el pueblo colombiano. Sin embargo, en los estados que controlan, posiblemente las Farc no tengan mucha resistencia.

“Frente a la crisis que vive la población venezolana, la guerrilla termina optando por cautivar a la población ofreciendo jugosos salarios para que sean bien vistos, respetados, considerados”, explicó el director de Fundaredes.

Entre los dirigentes opositores que se pronunciaron tras el anuncio, destaca el diputado exiliado en Colombia, Julio Borges, quien aseguró a través de un tuit que los disidentes tomaron la decisión en el país, durante el Foro de Sao Paulo, conjuntamente con Cuba.

Anadolu