Continúan las denuncias de los habitantes de un sector del barrio Normandía por la realización de piques ilegales, música a alto volumen, consumo de licor y la detonación de pólvora a altas horas de la noche, por parte de un grupo de motociclistas y conductores de vehículos modificados.

Algunos de los residentes de esta zona de la ciudad han tomado la decisión de vender sus viviendas ante esta recurrente situación.

“Salimos a pedirles el favor que pongan el sonido mucho más bajito porque es una zona residencial. Aquí habitan personas de la tercera edad. Nosotros mismos queremos descansar y lo que hacen es amenazarnos, de hecho, ya en una ocasión un señor intentó golpear a mi esposo", dijo una habitante del barrio Normandía.

Lea también: 65 vehículos inmovilizados y 115 comparendos en operativo contra piques en Bogotá

Los moteros se reúnen los días miércoles, jueves y viernes de 6:00 p.m. hasta las 3:00 a.m. en este sector.

Frente a esta situación, la Policía de Tránsito afirmó que se están adelantando acciones con agentes de inteligencia y de Policía Judicial, con el fin de individualizar a las personas y líderes de estos grupos que están afectando el orden de Normandía.

"Se está coordinando con la Policía de Vigilancia aquellos sectores que nos comentan y que hemos detectado, donde se reúnen a ingerir bebidas alcohólicas, sustancias psicoactivas a generar ruido en extremo. Lo anterior, para tomar las medidas del caso con el Código Nacional de Policía y posteriormente si estas personas realizan actividades que ponen en riesgo la movilidad de otros actores viales, pues ya entramos en la parte de tránsito con la Seccional de Tránsito de Bogotá", aseguró Gustavo Blanco, subcomandante Policía Transito y Transporte.

Los responsables de alterar la tranquilidad de los habitantes de esta zona podrían incurrir en infracciones contempladas en el Código Nacional de Tránsito y en el Código Nacional de Policía.

Por: Jessica Cedeño 

@JessicaCedenoR