Luego de estar dos años al frente del banquillo de Millonarios, Miguel Ángel Russo se despidió de los capitalinos. En un emotivo y a su vez triste adiós, el estratega argentino le dijo gracias y hasta pronto a toda la hinchada embajadora.

[KGVID]https://conexioncapital.co/wp-content/uploads/2018/11/5bea1d040fbfd21ee87876aa_5bea1d040fbfd21ee87876ab.mp4[/KGVID]
Una de las grandes enseñanzas que dejó Russo, en su paso por Bogotá, fue que todo se cura con amor. Ese mismo afecto le permitió derrotar un cáncer de próstata y a su vez le ayudó a dejar una huella imborrable en el "Embajador" .

"Darle las gracias a todos, desearle lo mejor. Hemos pasado dos años, vivimos momentos difíciles pero siempre con buena relación", sostuvo el profesor.

En los años en los que vivió en Bogotá, Russo dejó grandes amistades, que espera reencontrarlas nuevamente en su camino, "de algo estoy seguro, Bogotá por muchas cosas, Millonarios y Colombia. Hay un camino de mi vida en el que he dejado muchas amistades, muchas relaciones y algunas se pierden", afirmó el ex técnico argentino.

Sus dirigidos se encuentran heridos porque se les fue su líder, pero a la vez les queda la tranquilidad que todos los momentos que vivieron juntos, por siempre los recordarán.

Por: Juan Camilo León

Para ver todas las noticias de Bogotá visite www.conexioncapital.co. Encuéntrenos también en Facebook como Canal Capital.