REUTERS
REUTERS

Carles Puigdemont llamó este sábado a una "oposición democrática" a la toma de control de la región por parte de Madrid, luego de que el Parlamento catalán declaró la independencia de España.

Puigdemont, cuyo gobierno regional fue destituido el viernes por el presidente español Mariano Rajoy, acusó a Madrid de "agresión premeditada" contra la voluntad del pueblo catalán.

El presidente español, Mariano Rajoy, cesó el viernes al ejecutivo catalán, disolvió el Parlamento regional y convocó elecciones para el 21 de diciembre, tras la llamativa, pero estéril declaración de independencia.

"Son decisiones contrarias a la voluntad expresada por los ciudadanos de nuestro país en las urnas", dijo Puigdemont. "En una sociedad democrática son los parlamentos quienes eligen o cesan a los presidentes", añadió en un texto que firmó como jefe del gobierno catalán.

Para ver todas las noticias de Bogotá visite www.conexioncapital.co. Encuéntrenos también en Facebook como Canal Capital.

El líder catalán  no fue específico en los pasos del movimiento secesionista en momentos en que las autoridades españolas se están desplazando a Barcelona y otros lugares de la región para reforzar el control.

La declaración de independencia ha sido rechazada por países europeos, Estados Unidos, México y Argentina. Sin embargo, la tensión en Cataluña es alta y los próximos días pueden ser complicados para Madrid, que tratará de controlar en el terreno.

Por su parte, la vicepresidenta española, Soraya Sáenz de Santamaría, asumirá la conducción de Cataluña, luego de que Madrid destituyó a los dos máximos cargos del ejecutivo regional para combatir los anhelos independentistas en la región.

Así mismo, se conoció que en una nota interna la policía regional pidió a sus miembros que se mantengan neutrales frente al conflicto, suscitado por el anuncio de independencia de autoridades regionales el viernes, que agrava la peor crisis política de España de las últimas cuatro décadas.

Reuters