Foto: Anadolu

Fue detenido un hincha de River Plate señalado de participar en el ataque contra el bus de Boca Juniors, ocurrido el 24 de noviembre en Buenos Aires, Argentina, en el fallido partido de vuelta de la final de la Copa Libertadores de América.

Se trata de un hombre de 31 años de edad llamado Matías Firpo. Las autoridades lo encontraron durante el allanamiento de su domicilio en la localidad bonaerense Lomas del Millón, en el sector de La Matanza.

El hombre fue imputado por los delitos de daño agravado en el marco de un espectáculo deportivo; daño agravado, por tratarse de un bien de uso público, atentado a la autoridad; lesiones leves dolosas agravadas por haberse cometido con motivo o en ocasión de un espectáculo deportivo; daño agravado por haberse provocado en ocasión de un espectáculo deportivo, impedir la realización de un espectáculo deportivo de carácter masivo con concurrencia pública, entre otros delitos contenidos en la Ley de Espectáculos Deportivos.

Firpo fue detenido luego de ser identificado en videos publicados en redes sociales lanzado objetos al bus. Además usaron imágenes aportadas por el circuito de monitoreo urbano, filmaciones policiales, otras entregadas por los vecinos del estadio y las propias cámaras del club River Plate.

Viaje a la nostalgia

¿Quién no soñó con que llegara la noche del 24 de diciembre para recibir un hermoso juguete de madera? Bievenidos a este viaje a la nostalgia www.conexioncapital.co

Publicado por Canal Capital en Viernes, 30 de noviembre de 2018

Lea también: Caterine Ibargüen se consagra como la Mejor Atleta Mundial de 2018

“El hincha llevaba una gorra roja y también se observa un elemento de color blanco que podría ser una colita de cabello, o bien la etiqueta de dicha gorra; también se pudo determinar que de sus pantalones sobresalía un calzoncillo de color gris con vivos o elástico negro”, narró la Fiscalía en un informe.

Luego de rastrear su recorrido hacia el Estadio Monumental las autoridades encontraron su identidad gracias a la base de datos de los accesos al recinto deportivo.

La agresión ocurrida hace dos semanas hirió y afectó a varios jugadores de Boca Juniors. Debido a esto se frustró el partido de vuelta de la final de la Copa Libertadores de América.

Los equipos deberán enfrentarse el próximo 9 de diciembre en Madrid, España, para definir el ganador de la opa.