Tres directivos de la Federación Colombiana de Fútbol habrían recibido sobornos por 3.000 millones de pesos, de acuerdo con la investigación que adelanta la Fiscalía, para adjudicar el contrato de la venta de boletas de los partidos de la Selección Colombia en el Mundial de Rusia.

La Fiscalía expuso ante el Juzgado Noveno de Garantías las supuestas irregularidades que habrían cometido tres directivos de la Federación Colombiana de Fútbol en relación con el contrato de la venta de boletas en Colombia para el Mundial de 2018.

En la diligencia judicial, el fiscal especializado anticorrupción citó la declaración que dio Jorge Enrique Perdómo, anterior presidente de la Dimayor, en la que comprometería a Luis Bedoya, expresidente de la Federación Colombiana; a Ramón Jesurún, presidente de la Federación Colombiana, y a Álvaro González Alzate, que preside la Difútbol.

Para ver todas las noticias de Bogotá visite www.conexioncapital.co. Encuéntrenos también en Facebook como Canal Capital.

Lea también: Gobierno anuncia decreto para afiliar a miles de venezolanos al sistema de salud

Según el fiscal del caso, los tres directivos del fútbol colombiano supuestamente recibieron sobornos por haber adjudicado el contrato de la venta de entradas para los nueve partidos de la Selección Colombia en Barranquillla.

Por su parte, la Federación expidió un comunicado defendiéndose de las acusaciones en el que dice que es falso lo dicho por Perdómo. Además, dice que presentó denuncia penal contra Perdómo.

La Fiscalía imputó los delitos de agiotismo, que significa manipular la venta de boletas y especular con su precio, concierto para delinquir y corrupción privada a Medardo Alberto Romero Riveros, quien fuera directivo Ticket Shop, empresa involucrada en el soborno a través de Ticket Ya, compañía que creó para ganarse la licitación de la venta de boletas. Romero no aceptó los cargos.

Por: Mauricio Díaz