Como parte de las acciones de dignificación para la población recicladora, la alcaldía de Enrique Peñalosa, en cabeza de la Unidad Administrativa Especial de Servicios Públicos -UAESP-, hizo entrega el pasado 3 de noviembre, de una bodega que beneficia a 200 recicladores “coroteros” del sector de María Paz, en la localidad de Kennedy y próximamente se entregará otra más para esta población.

“Para la administración Distrital es una prioridad el garantizar el trabajo digno y en óptimas condiciones a los más de 20 mil recicladores que cumplen una función vital para la ciudad”, afirmó la directora de la UAESP, Beatriz Elena Cárdenas Casas.

Como parte de las acciones desarrolladas por la UAESP en María Paz, se destaca la actualización de 597 luminarias, el funcionamiento y operación de otras dos bodegas que ya benefician a 60 recicladores, y la garantía de una correcta operación en los servicios de recolección y barrido.

Los recicladores “coroteros” combinan su actividad de aprovechamiento de material reciclable, con la comercialización de algunos productos que también recogen durante sus recorridos y que se encuentran en óptimas condiciones. En este sector, según el censo realizado por la Entidad, hay registrados a la fecha, 346 recicladores “coroteros”.