Trump realizará el anuncio a las 12.45 hora local  en un discurso que adoptará un tono más confrontacional con Irán sobre sus programas nucleares y de misiles balísticos y su apoyo financiero y militar a grupos extremistas en Oriente Medio, dijo  el secretario de Estado, Rex Tillerson.

El presidente también dará al Departamento del Tesoro una amplia autoridad para imponer sanciones económicas contra individuos y entidades en las fuerzas armadas de Irán, la Guardia Revolucionaria, en respuesta a lo que Washington describe como sus esfuerzos por desestabilizar y socavar a sus enemigos en Oriente Medio.

La decisión de Trump de descertificar al acuerdo nuclear con Irán no implica una salida de Estados Unidos del pacto. El mandatario republicano intentará persuadir al Congreso para que apruebe medidas por separado que endurezcan aún más la política de Washington hacia Teherán. Tillerson reconoció que la estrategia podría fallar.

"Lo que estamos desplegando es un camino que pensamos nos ofrece la mejor plataforma desde la cual podemos arreglar este acuerdo", dijo el jefe de la diplomacia estadounidense.

"Podríamos tener éxito. O podríamos no ser capaces de cambiarlo (el acuerdo). Y si no podemos quizás tengamos que salir del pacto", declaró.

La decisión de Trump supondrá una disputa de Estados Unidos con otros signatarios del acuerdo, que incluyen a Reino Unido, Francia, Alemania, Rusia, China, la Unión Europea y por supuesto Irán, todos ellos beneficiarios económicos de la disminución de las sanciones contra la república islámica.