La violencia intrafamiliar es aquella que se presenta, como su nombre lo indica, dentro del núcleo familiar cuando un integrante del mismo agrede a otro de forma física, verbal, económica o piscológica.

Esto quiere decir que no solo los golpes constituyen violencia intrafamiliar. También se incluyen otras formas de maltrato como los insultos, la subestimación, el chantaje económico, entre otros.

Si usted ha sido víctima de violencia intrafamiliar o conoce algún caso cercano, debe saber que existen mecanismos y medidas de protección que pueden ser solicitadas para “blindar” a la víctima mientras se resuelve la situación de violencia.

Estas medidas de protección se pueden pedir en las comisarías de familia y, de ser posible, se deben presentar los elementos que prueben los hechos de violencia.

Conozca más sobre este tema y sobre el procedimiento para solicitar una medida de protección, en el siguiente Facebook Live de Canal Capital: