En 2014, la Corte Interamericana de Derechos Humanos, declaró responsable al Estado Colombiano por violación de los derechos de algunas personas que desaparecieron en la toma del Palacio de Justicia. Las víctimas fueron consejeros de Estado, magistrados, visitantes y empleados del Palacio.

"Mi esposo era mesero de la cafetería del Palacio de Justicia, el padre de mis cuatro hijos. A esa hora se encontraba en la cafetería porque a los doce servían los almuerzos", narró Pilar Navarrete, esposa de Héctor Jaime Beltrán Fuentes. 

Así mismo, tras muchos años de espera, la Fiscalía General de la Nación, reabrió el caso por desaparición forzada. Cuenta Pilar Navarrete que los restos de su esposo fueron enterrados en la tumba de un magistrado auxiliar: "Hace dos años recuperé los restos de mi esposo, con disparos, con algunas partes que no estaban". 

Para ver todas las noticias de Bogotá visite www.conexioncapital.co. Encuéntrenos también en Facebook como Canal Capital.

Lea también: El largo camino para encontrar a los desaparecidos del Palacio de Justicia

En este hecho, que marcó la historia colombiana, también murió Ana Rosa Castiblanco, quien llevaba dos meses trabajando en la cafetería del Palacio de Justicia.

"Ella era una mujer de 33 años, estaba embarazada, tenía casi ocho meses de embarazo, dejó dos hijos, Raúl, de cuatro años en ese tiempo, y Esmeralda, de diez años. Ellos quedaron sin mamá debido a la desaparición", relató Inés Castiblanco Torres, hermana de Ana Rosa Torres, auxiliar de cafetería del Palacio de Justicia. 

Después de 16 años de la toma del M-19 al Palacio de Justicia, la Fiscalía General de la Nación, entregó a la familia de Inés Castiblanco restos que no correspondían a su hermana  Ana Rosa, por lo que abrieron una nueva investigación.

"Hacen una nueva investigación, los entregan en octubre de 2017, volvemos y los dejamos por segunda vez en el colegio Bartolomeo, junto a sus compañeros, entonces ahí queda la duda porque nadie nos responde en dónde quedó el bebé que estaba esperando", dijo Inés Castiblanco Torres. 

Ellas son familiares de víctimas de la toma del M-19 al Palacio de Justicia, y cada año marchan por la justicia, el derecho a la verdad y a la no repetición.

Por Catherine Solanilla