El conductor de un vehículo pirata que transportaba a ciudadanos de Ciudad Bolivar, al ser requerido por las autoridades para confirmar la legalidad de sus documentos, se bajó del automóvil y lo destruyó por completo.

Otras dos personas que participaron en la destrucción del vehículo fueron puestas a  disposición de las autoridades.

Según la versión de los vecinos del sector cuando las autoridades decidieron inmovilizar el auto, su dueño tomó algunas piedras que se encontraban en el separador vehícular de la Avénida Boyacá, y junto con dos personas que se encontraban en el lugar, rompieron los vidrios y luego le prendieron fuego al automóvil.

Para ver todas las noticias de Bogotá visite www.conexioncapital.co. Encuéntrenos también en Facebook como Canal Capital.

Por: Carolina Beltrán