Iván Duque, presidente de la República, llegó este sábado al puerto de Tumaco (Nariño) para felicitar personalmente a los integrantes de las Fuerzas Militares y la Policía Nacional que, junto con el CTI de la Fiscalía, participaron en el operativo que culminó con la muerte de Walter Patricio Arízala, alias Guacho, jefe del Frente Oliver Sinisterra de las disidencias de las Farc y uno de los hombres más buscados por las autoridades en el país.

El mandatario fue recibido por el general Luis Fernando Navarro, comandante de las Fuerzas Militares, altos mandos en la zona y funcionarios del CTI, con quienes sostuvo un breve encuentro.

Posteriormente, el Presidente Duque realizó un sobrevuelo en zona rural del Tumaco, donde fue abatido el delincuente.

A su regreso, sobre las 3:00 de la tarde de este sábado, en la base de la Fuerza de Tarea Conjunta Hércules, se reunió con los altos mandos, oficiales y suboficiales, así como con las Fuerzas Especiales que estuvieron en el terreno al frente del operativo para felicitarlos.

Antes de compartir el almuerzo, los saludó efusivamente, uno por uno, les agradeció su valentía y coraje para dar con el paradero y abatir a alias Guacho, y les entregó un rosario bendecido por Su Santidad el Papa Francisco.

“Se los quiero entregar a cada uno de ustedes en señal de reconocimiento, aprecio, gratitud y admiración”, les dijo.

Enseguida, dirigiéndose a todos los presentes, les agradeció por llevar a cabo una de las misiones más importantes de los últimos años.

“Gracias por lo que han hecho, gracias por lo que están haciendo y gracias por lo que vamos a hacer. Todas las mañanas cuando me levanto, pido por ustedes. Sé las tareas que ustedes tienen, sé las complejidades que tienen que afrontar, pero cada vez que ustedes le dan un triunfo a Colombia están sembrando paz con legalidad, que es lo que queremos”, aseguró.