Kien y Ke

En su último informe sobre terrorismo en el mundo, el Departamento de Estado de Estados Unidos expresó su preocupación por la presencia de la guerrilla colombiana ELN y disidencias de las Farc en suelo venezolano.

“Las fronteras porosas -de Venezuela- ofrecieron un ambiente permisivo” para que este tipo de grupos criminales se desplieguen por Venezuela con la autorización, según EEUU, del presidente Nicolás Maduro.

El reporte destacó que los lazos financieros entre las disidencias de la extinta guerrilla de las Farc, el ELN y otros grupos paramilitares “facilitaron la corrupción pública y esquemas de sobornos a funcionarios del gobierno venezolano y miembros de las fuerzas armadas”.

De acuerdo con la información del Departamento de Estado, en los últimos meses Colombia presentó un “modesto incremento en actividad terrorista” y señaló que unas 1.700 personas “nunca se desmovilizaron” como lo indicaba el Acuerdo de paz firmado entre las Farc y el pasado gobierno de Juan Manuel Santos.

Para ver todas las noticias de Bogotá visite www.conexioncapital.co. Encuéntrenos también en Facebook como Canal Capital.

El informe agregó que el grupo libanés Hezbolá, denominado como terrorista por EEUU, tiene presencia en Venezuela.

El diario estadounidense The New York Times ya había vinculado en mayo de este año al ministro para Industrias y Producción Nacional de Venezuela, Tareck El Aissami, con la organización libanesa.

El medio norteamericano indicó que El Aissami ayudó a integrantes de Hezbolá a entrar al país suramericano para establecer negocios asociados al narcotráfico.

“(Tareck El Aissami) ha estado durante mucho tiempo en la mira de las autoridades estadounidenses. Fue imputado en marzo en una corte federal en Manhattan y hace dos años el Departamento del Tesoro lo sancionó después de investigar las acusaciones en su contra por trabajar con narcotraficantes”, señaló The New York Times en su publicación.

Por Kien y Ke con información de Agencia Anadolu