Se termina el gobierno Santos y Enrique Gil Botero realiza el balance del Ministerio de Justicia como responsable de esta cartera. Este ministro estuvo en Opina Bogotá y habló acerca de los logros que tuvo la cartera y los retos que vienen para el nuevo gobierno.

“En estos 17 meses le cambiamos el rostro a este ministerio”, aseguró Gil quien lamenta que la continuidad en las políticas se pierdan por los cambios de ministros, él es el octavo ministro de justicia en ocho años de gobierno.

“Los códigos que se hicieron en este periodo, aunque fuera con ocho ministros distintos, son muy importantes para la estructura de la reforma a la justicia del país”, aseguró Enrique Gil Botero y habló de la llegada de la justicia a Vaupés o Casanare.

Gil aseguró que a los reductos criminales que quedaron tras la firma del proceso de paz, respondieron con una ley que le pone punto final y cumplimiento al acuerdo y explicó en qué consiste la ley de sometimiento.

Para ver todas las noticias de Bogotá visite www.conexioncapital.co. Encuéntrenos también en Facebook como Canal Capital.

La ley de sometimiento

“Se ha hablado de colonias agrícolas con visión miope, como si no fueran centros de reclusión. En esos espacios también hay estructuras de máxima seguridad”, manifestó el ministro de Justicia y explicó que la colonia agrícola es un entorno de resocialización. Queremos que haya espacios de este tipo en las nuevas cárceles que se vayan a construir.

Enrique Gil Botero aseguró que: “La Ley de Sometimiento de bandas criminales es dinámica y relevante. Cuando el ERPAC se desmovilizó, hubo que dejar 400 personas en libertad, por el vacío legal”.

Así mismo explicó que es condición de la Ley entregarse, entregar armas y estructuras de la organización criminal y que el sometimiento colectivo de estructuras criminales puede darse en distintos lugares designados por el Gobierno.

Los retos que llegan con la JEP

El actual jefe de la cartera de Justicia aseguró que “si vamos a nombrar jueces para investigar delitos de lesa humanidad, es obvio que debemos elegir expertos en Derecho Humanitario. No podemos macartizar o estigmatizar a un juez por su ideología. Los magistrados de la JEP son variopintos. Hay de toda la representatividad”.

Gil también explicó que en la justicia transicional hay un componente extrajudicial, que es la Comisión de la Verdad y la Unidad de búsqueda de desaparecidos. “Las víctimas, en ocasiones, solo quieren ser reparadas con la verdad”, dijo el ministro.

¿Cómo están las cárceles?

Según la opinión Enrique Gil Botero, la crisis de la justicia en Colombia refleja a su vez la crisis de valores en el país, motivo por el cual considera que el problema no es unificar las Cortes, sino los controles reales. Los pesos y contrapesos mal diseñados en la Constitución del 91.

“Cuando llegamos al ministerio, el hacinamiento carcelario era del 52 %. Lo bajamos al 45 %, todavía muy escandaloso”, explicó Gil y aseguró que el hacinamiento carcelario es indicativo de vulneración de derechos.

Además, el ministro de Justicia saliente explicó que la detención intramural debe ser la última ratio. Hay medidas más efectivas que meter a alguien a la cárcel “Por ejemplo, si una persona no paga cuota alimentaria a sus hijos estando en la calle, menos lo hará estando en la cárcel. Hay medidas más efectivas”.