Suena Bogotá sigue con el especial de padres, con este espacio para todos los papás que tienen la audacia de arriesgar a soltar cuando se llega el momento, en tener humildad para reconocer fallas y el valor de corregirlas para así, ser un ejemplo vivo de lo que esperan sus hijos.

En este especial de padres se une el cantante Felipe Peláez, quien nos hablará un poco del legado por el que está trabajando para dejarles a sus hijos, los valores que resalta en ellos y muchas otras cosas:

Suena Bogotá: ¿qué es lo más importante que ha aprendido de ser papá?

Pipe Peláez: la responsabilidad, aprendí a soñar despierto y aprendí a verme en cada gesto de ellos, en cada actitud y uno como papá aprende de miedos en términos generales. Uno no quiere obviamente que les pase nada, no se quiere que en ellos se repita de pronto algún error o alguna falla que estuvo en ti en algún momento.

Suena Bogotá: como papá ¿a qué le tiene miedo?

Pipe Peláez: le tengo miedo a que no me alcance el tiempo para cumplir todos los sueños de mis hijos. Le tengo miedo a que mis hijos, por ejemplo, no se críen o no crezcan como personas de bien. Le tengo un miedo terrible al entorno de ellos y es quizás, lo que estoy más pendiente y vigilante.

Suena Bogotá: como padre ¿es permisivo, autoritario o combina?

Pipe Peláez: combino, combino. Trato de ser permisivo, pero cuando tengo que ser autoritario, trato de hacerlo con amor. Es decir: “Te amo, te adoro con mi alma, lo sabes bien, pero esta semana no tienes IPad, porque estás castigada por esto”.

Suena Bogotá: descríbenos mejor ese legado que le estás dejando a sus hijos

Pipe Peláez: trato de ser muy enfático en el respeto, creo que es una norma muy básica para su desarrollo social. Me gusta mucho, en mi caso en particular, sensibilizarlos. Nosotros cada vez que tenemos chance, por ejemplo, organizamos una jornada con los mayores, vamos todos a desprendernos de nuestras cosas. ¿Qué no estás usando? Vamos a regalar, vamos a donar. Entonces, me gusta cuando ya tienen la madurez mis hijos de decir “esta muñeca no la uso, este balón ya no lo uso” y armamos una bolsa gigante y donamos. O sea, siempre trato de llevarles ese mensaje hasta donde más pueda.

Suena Bogotá: Para finalizar ¿algún consejo de paternidad?

Pipe Peláez: ¡Caramba! No sé, yo todavía sigo recibiendo consejos y sigo aprendiendo, pero un buen consejo es que, por los hijos no existe el cansancio, por los hijos no existen los límites y he aprendido a desarrollar el verdadero amor, hoy lo digo como papá. El verdadero amor no es el que uno siente por tu pareja y es una frase dura; por supuesto es un amor hermoso, pero el verdadero amor bajo el precepto de que lo das sin esperar nada a cambio es el que le das a tus hijos, es el que sientes por ellos. Ese es el que no tiene comparación a nada y me parece fabuloso.