Anadolu

El mundo enfrenta una escasez de equipos de protección contra el nuevo coronavirus, dijo el viernes Tedros Adhanom Ghebreyesus, jefe de la Organización Mundial de la Salud.

“El mundo enfrenta una escasez crónica de equipos de protección personal. Esta tarde hablaré con Pandemic Supply Chain Network para identificar los cuellos de botella y encontrar soluciones, para impulsar la equidad en la distribución de equipos”, dijo Ghebreyesus en Twitter.

El funcionario también mencionó el tema del desabastecimiento en la 146ª sesión del Consejo Ejecutivo de la OMS. "Hasta ahora hemos recibido promesas por USD 110 millones. Varios donantes ya se han presentado, y esperamos más anuncios en los próximos días".

Además, pidió una acción conjunta para luchar contra el nuevo coronavirus.

Para ver todas las noticias de Bogotá visite www.conexioncapital.co. Encuéntrenos también en Facebook como Canal Capital.

"Estamos movilizando todo el poder del sistema de la ONU y reuniendo socios para apoyar a los países a responder al brote", dijo el jefe de la OMS en Twitter.

Lea también: La pérdida de su hábitat natural amenaza a las luciérnagas

“Ningún país u organización puede detener este brote solo. Nuestra mejor esperanza, y nuestra única esperanza, es trabajar juntos”, agregó.

El viernes temprano, la OMS anunció que el número de muertos por coronavirus, que se originó en la ciudad central de Wuhan en diciembre del año pasado, aumentó a 637, con 31.211 casos confirmados en China.

Se dice que el virus se transmitió a los humanos de los animales, particularmente los murciélagos.

Además de China, el virus se ha extendido a más de 20 países, incluidos Estados Unidos, Reino Unido, Singapur, Francia, Rusia, España e India.

Hay 270 casos confirmados de coronavirus en 24 países, con una muerte.

Muchos países han evacuado a sus ciudadanos de la ciudad de Wuhan, el epicentro del virus, y de otras áreas afectadas de China, para ponerlos en atención médica aislada.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) declaró el brote como una emergencia internacional.