La salud de los perros no solo es cuestión del veterinario. Los dueños también pueden fijarse en los comportamientos extraños del animal y cuando esto suceda lo recomendable es llevarlo al centro de atención. Sin embargo, es aconsejable tener a la mano un botiquín con productos esenciales para la mascota.

Los signos que presentan los perros cuando una parte del organismo no está en buen funcionamiento son: aumento en el sonido de los aullidos, secreciones extrañas, cambio en el comportamiento, movimientos que no son frecuentes y vómito.

¿Qué hacer en caso de que la mascota se atragante?

El perro hará notar este padecimiento con movimientos repetitivos e involuntarios. La persona a cargo, debe abrir el hocico y tratar de sacar el objeto con las manos o con unas pinzas humedecidas en aceite vegetal.

Si el elemento presenta puntas o una forma irregular no es recomendable extraer la pieza ya que puede ser riesgoso para la garganta del can. Otro consejo es no darle líquidos debido a que es contraproducente.

¿Heridas o mordeduras?

Para ver todas las noticias de Bogotá visite www.conexioncapital.co. Encuéntrenos también en Facebook como Canal Capital.

Lo importante en este caso es hacer una limpieza profunda a la herida con agua y jabón. No se sugiere colocar la lesión en contacto de alcohol, agua oxigenada o gel antibacterial.

Asimismo, es recomendable colocar en la superficie una gasa elástica o un algodón. Al mismo tiempo se debe retirar toda la cantidad de pelos posibles para disminuir el riesgo de infecciones. Todo esto mientras el veterinario se hace cargo de la situación.

¿Envenenamiento?

El dueño de la mascota debe identificar la sustancia ingerida, si es ácido o cloro se puede suministrar vaselina liquida o aceite mineral para contrarrestar los efectos negativos. Si no se tiene conocimiento, lo mejor es cubrir a la mascota con una cobija mientras se llega al veterinario

¿Traumas físicos?

Cuando el animal presenta alguna contusión es importante identificar el área del cuerpo que fue lastimada. Cuando sea detectada la herida se debe cubrir con una gasa o una toalla delgada. Además es primordial que el animal no apoye el órgano lesionado y llevar de inmediato a una veterinaria para que sea atendido.