AV. Guayacanes

En una comunicación publicada en las redes sociales del Instituto de Desarrollo Urbano - IDU, la entidad aclaró el motivo por el que el contratista encargado de la construcción del tramo 5A de la avenida Guayacanes realizó el retiro de especies nativas que se refugiaban en un área intervenida.

Las acciones corresponden a labores de descapote, un término que define los trabajos de adecuación del terreno que va a ser intervenido para la realización de la obra vial. El contratista rescató algunos renacuajos, serpientes y ranas sabaneras y las entregó a la Secretaría de Ambiente, que quedó encargada de su protección y traslado al Centro de Atención y Valoración de Flora y Fauna Silvestre o liberación en un Parque Ecológico Distrital de Humedal.

Puede interesarte: El perro que enamora a trabajadores en la Avenida Guayacanes

A la espera de un fallo para continuar con la obra

Tras una medida cautelar impuesta por el juzgado administrativo número 63 de Bogotá, se detuvo la construcción del tramo vial; sin embargo, la ciudad está a la espera de un fallo definitivo que permita continuar la obra que incluye puentes sobre la avenida Boyacá. Hasta la fecha se ha demostrado que en el área no existe un humedal, así lo confirmó el IDU, lo verifican los estudios previos y las autoridades ambientales; esta zona no se registra en la estructura ecológica principal del Plan de Ordenamiento Territorial.

Lee también: Estrategia para reverdecer los humedales de Bogotá

La avenida Guayacanes será clave para descongestionar una parte importante del suroccidente de Bogotá y beneficiará a cerca de 1'500.000 habitantes. Su construcción será muy importante para la nueva movilidad de la ciudad.

Para ver todas las noticias de Bogotá visite www.conexioncapital.co. Encuéntrenos también en Facebook como Canal Capital.