La Policía de Bogotá puso al descubierto un "desguazadero" de carros en la localidad Tunjuelito, al sur de la ciudad. El lugar lucía como un cementerio de autopartes y contenía al menos 10 vehículos semi desarmados y sin placas, que figuraban en el sistema como hurtados, según mencionaron las autoridades.

En el operativo también fueron halladas autopartes de casi 20 autos, entre las que se encuentran exostos, llantas, puertas de vehículos, entre otros elementos que se presume, eran comercializados en el mercado ilegal.

El coronel Luis Hernando Benavides, comandante operativo de Seguridad ciudadana número 2, indicó que "estas partes alimentan el mercado negro en sectores a los que los ciudadanos llegan inocentemente buscando precios bajos".

Lea también Estas son las medidas para continuar la mejora del transporte escolar

Para ver todas las noticias de Bogotá visite www.conexioncapital.co. Encuéntrenos también en Facebook como Canal Capital.

De esta forma, la Policía hace un llamado a las personas que acuden a estos mercados, para que vayan a lugares formales que tienen autorpartes adquiridos legalmente. Además, menciona que es importante exigir los elementos nuevos y si es posible, los manifiestos de aduanas.

Las autoridades lograron desmantelar esta bodega gracias una investigación que inició por el hurto de un vehículo en la localidad de Engativá. El lugar fue sellado y junto con la Fiscalía General de la Nación, avanza la investigación para establecer quienes serían los responsables.