Foto: Prensa de Presidencia de la República.

Durante una inspección a las obras del Túnel de la Línea, Juan Manuel Santos, presidente de la República, manifestó que “todo va marchando con el viento en popa, todo se está construyendo debidamente, todo está funcionando bien”.

El denominado ‘Cruce de la Cordillera Central’ incluye 25 túneles, 29 viaductos y 2 deprimidos que, según el Mandatario, traerán beneficios inmensos para la competitividad y movilidad del país.

“La obra va marchando y se va a terminar muy pronto, ya todo está dispuesto, todo está en proceso para terminarla”, aseguró el Jefe de Estado este miércoles desde Calarcá, Quindío, donde estuvo acompañado por, Germán Cardona, ministro de Transporte, y Carlos García, director de Invías.

“Qué bueno poder hacer esta visita de obra, poder constatar nuevamente cómo vamos progresando y estoy seguro de que va a quedar una obra muy importante para todo el país”, sostuvo el jefe de Estado.

Así frustran un robo en TransMilenio

¡Todos podemos ser cómplices de los buenos! Un superhéroe puede evitar así el hurto de celulares en el transporte público. #PóngaseMosca Más en www.conexioncapital.co →

Publicado por Canal Capital en Jueves, 10 de enero de 2019

El presidente también resaltó que esta obra tiene un efecto muy positivo en reducir la accidentalidad hasta en un 75 por ciento. “Porque las vías van a ser mucho más seguras, las pendientes mucho más manejables”, aseguró.

Así mismo felicitó a los ingenieros colombianos: “Ustedes son un orgullo para Colombia, porque obras como esta son muy importantes”. Y resaltó que en materia de túneles “no hay quien se les mida en América Latina”.

En el proyecto se han invertido 1,6 billones de pesos desde el comienzo del gobierno, de los cuales 570 mil millones se han destinado al túnel principal. En materia de empleo, ha generado 1.050 puestos de trabajo y se estima que genere 800 más.

Estas obras reducen en 15 kilómetros el trayecto entre Calarcá y Cajamarca y aumentan la velocidad de circulación de 18 a 60 kilómetros por hora, en tanto que el ahorro en tiempo de recorrido es de 90 minutos para vehículos pesados y de 40 minutos para livianos.