Foto: Imagen: KienyKe.com

Para las personas amantes de los gatos es muy común que cuando van a acariciar a sus mascotas, estas en ocasiones los suelen morder.

Muchas veces es necesario entender que detrás de este comportamiento de algunos felinos puede haber un claro mensaje de que el animal en ese instante no requiera ni necesite de su atención.

Es importante tener en cuenta que los gatos son animales cazadores y muchos conservan ese instinto de forma permanente, es por esto que entre sus juegos, el acecho y la caza son sus preferidos.

Pero en otros casos los gatos puede morder por distintas situaciones. Cuando no quieren más caricias ni mimos, este rechazo se puede dar porque no necesita de tu atención, quiere estar solo o porque tal vez está tocándole en una parte que no le gusta.

Otras de las razonas por las que te puede morder es porque le quiere mostrar su cariño. En estos casos, que suelen ser muy frecuentes mientras los acarician, suelen ser mordiscos que ni duelen ni dejan marca por ser una muestra de afecto suave y no se debe preocupar.

Otra de las causas es porque el animal está asustado o tiene miedo, de tal manera se defenderá ante cualquier situación que considere peligrosa o inestable.

El estrés y la sobreestimulación son otros factores para que esta situación se dé, ya que esto genera un aumento de energía que podría generar ansiedad si no lo eliminan o redirigen bien, es por eso que es importante no estresar a las mascotas y ofrecerles juegos y ejercicios.

A continuación algunos consejos para evitar que su gato lo muerda:

Es importante respetar el espacio del animal, ya que cuando quiera su compañía por más rato se lo hará saber.

Es necesario que la mascota tenga suficientes juguetes y rascadores.

Cuando lo muerda o arañe, deberá reaccionar con clama cuando pase y apartarse de él e ignorarlo un rato y premiarlo cuando interactúe bien con usted.

Es vital que un experto evalúe la salud de su mascota y determinar si los mordiscos o arañazos se deben a que se siente indispuesto por una enfermedad.