En la imagen difundida por el Estado Islámico se ve al papa Francisco en el suelo, vestido con el traje naranja que es habitual entre las víctimas de Isis y su cabeza es sostenida por un terrorista de esa organización.

“Adoradores de la cruz. Juro vengar cada gota de sangre que han derramado y cada casa que han destruido. Juro que probarán la amargura de las copas de la muerte y haré masacres. Ni siquiera disfrutarás viviendo en tus hogares, voluntad de Alá”, dice el mensaje que acompaña el montaje.

La semana anterior el grupo yihadista amenazó con un ataque durante las fiestas navideñas, símbolo sagrado para el cristianismo.

Por respeto a los creyentes, Canal Capital se abstiene de publicar la imagen difundida por Isis.