REUTERS/Omar Sobhani

Estado Islámico se atribuyó la responsabilidad de un ataque suicida de este lunes contra un complejo de la agencia de inteligencia nacional de Afganistán en Kabul, donde murieron al menos cinco personas y dos resultaron heridas.

La explosión tuvo lugar una semana después de que el grupo se adjudicara un ataque contra unas instalaciones de entrenamiento en Kabul de la misma agencia, la Dirección Nacional de Seguridad, que terminó cuando los agresores fueron abatidos antes de que pudieran causar bajas significativas.

En un comunicado emitido a través de la agencia de noticias del grupo, Amaq, Estado Islámico dijo que también era el responsable de este ataque.

En Kabul, funcionarios de seguridad dijeron que la explosión fue ocasionada por un atacante suicida con bomba que se acercó a pie al acceso de la agencia, antes de hacerse estallar. Todas las víctimas reportadas eran civiles que pasaban por el lugar.

Najib Danish, un portavoz del ministerio del interior, infirmó que el hecho dejó al menos cinco muertos y dos heridos.

La división local de Estado Islámico, que apareció por primera vez en el este de Afganistán cerca de la frontera con Pakistán a inicios de 2015, está cada vez más activa y se atribuyó varios ataques suicidas recientes en Kabul.

Reuters.