Él es Jose Castillo, un hombre que quedó ciego por consumir licor adulterado cuando tenía 25 años. Ahora, le hace un llamado a las personas para que tengan precaución frente a la compra y la ingesta de estas bebidas.

Según cuenta Catillo, se encontró con unos amigos en el centro de Bogotá y luego de consumir licor perdió la noción del tiempo y la luz de sus ojos para siempre.

"Como a los ocho o diez días yo comencé a ver borroso, gris, tenía malestar, dolor de cabeza y me puse mal, por la noche ya no veía de un ojo. Al otro día amanecí y ya no veía nada", manifestó Castillo.

Para ver todas las noticias de Bogotá visite www.conexioncapital.co. Encuéntrenos también en Facebook como Canal Capital.

Dos de sus amigos sufrieron el mismo daño en la visión. Recuerda que esto le marcó un antes y un después su vida.

"Duré tres meses hospitalizado y me hicieron tratamiento, exámenes y la conclusión fue que la ceguera mía fue por alcohol adulterado y quedó atrofiado el nervio óptico", comentó Castillo.

Él tenía toda su vida por delante, estaba recién graduado de contador público, trabajaba y quería, como todo joven, comerse el mundo.

"Si fue alcohol adulterado, fue allá donde tomamos, yo poco tomo y ese día sí tomé bastante y ahí fue donde no tuvimos la delicadeza de ver qué trago estábamos tomando porque trago no servían y dónde estábamos", dijo Castillo.

Ahora, hace un llamado a las personas, sobre todo en esta época del año donde suele aumentar la ingesta de licor: "mirar la fecha, la tapa que no esté deteriorada y después que consuman el licor destruir las botellas, rayar las etiquetas para que después no sea reutilizables y vuelva a suceder lo mismo que nos pasó a nosotros".

En lo que va corrido de diciembre según las autoridades, mas de 13.000 millones de pesos en licor adulterado han sido incautado en el país.

Por: Diana Alvarado