(Emin Sansar - Agencia Anadolu)

Evo Morales, presidente de Bolivia, convocó este domingo a nuevas elecciones luego de conocer el resultado de la misión de auditoría de la Organización de los Estados Americanos (OEA), la cual anunció que fueron detectadas varias "irregularidades" en los pasados comicios del 20 de octubre.

"(He decidido) convocar a nuevas elecciones nacionales para que, mediante el voto, se permita al pueblo boliviano elegir democraticamente a sus nuevas autoridades, incorporando a nuevos actores políticos", señaló Morales en una conferencia de prensa.

Asimismo, indicó que en las siguientes horas, la Asamblea Legislativa Plurinacional, en acuerdo con todas las fuerzas políticas, establecerá "los procedimientos para renovar la totalidad de vocales del Tribunal Supremo Electoral".

En los primeros resultados de las elecciones generales de Bolivia el binomio del Movimiento Al Socialismo (MAS) había sido declarado ganador de las elecciones con 47,8 % de los votos y obtuvo una diferencia de 10,57 puntos con respecto al segundo, Carlos Mesa. Resultados que este último rechazó y posteriormente llamó a movilizaciones.

Para ver todas las noticias de Bogotá visite www.conexioncapital.co. Encuéntrenos también en Facebook como Canal Capital.

"Bolivia está viviendo momentos de conflictividad con el riesgo de enfrentamientos graves entre bolivianos. Como presidente mi principal misión es proteger la vida, preservar la paz, la justicia social, la estabilidad económica y la unidad de toda la familia boliviana", manifestó Morales en la mañana de este domingo.

En este plano, el jefe de Estado, acompañado por representantes de las organizaciones sociales, instó al pueblo boliviano a "bajar toda la tensión" que se registra en el país.

"Todos y todas tenemos la obligación de pacificar a Bolivia. Hago una convocatoria, respeto entre familias, respeto a propiedades privadas, respeto a autoridades, respeto a todos los sectores sociales", exhortó el mandatario.

El pasado sábado, el presidente Morales denunció ante la comunidad internacional un supuesto plan de golpe de Estado impulsado por la oposición.

Con información de Agencia Anadolu