Evo Morales analiza la posibilidad de volver a Bolivia o viajar a Argentina, donde sería recibido por el electo presidente Alberto Fernández, luego de su posesión, el 10 de diciembre próximo.

“No pierdo la esperanza de en cualquier momento volver a Bolivia y, si me acerco a Bolivia mediante Argentina, mejor todavía”, dijo Morales este viernes durante una entrevista con una radio argentina en México, donde está asilado desde el martes.

El líder indígena también le agradeció al electo presidente argentino, Alberto Fernández, quien en la víspera le ofreció asilo político en Argentina una vez que asuma la Presidencia, el próximo 10 de diciembre.

Evo también dio un mensaje similar a través de Twitter. El dirigente cocalero escribió: “Hermanas y hermanos, pronto la Wiphala (bandera indígena) y la tricolor (bandera de Bolivia) flamearán juntas como símbolos de paz, unidad y hermandad del pueblo boliviano. Insistimos en pedir que se instale el diálogo nacional que garantice el retorno de nuestra querida Bolivia al rumbo de la pacificación democrática”.

Para ver todas las noticias de Bogotá visite www.conexioncapital.co. Encuéntrenos también en Facebook como Canal Capital.

El depuesto presidente boliviano, que renunció el domingo 10 de noviembre, insiste en que en Bolivia hubo un “golpe de Estado” y que “ya ha comenzado una dictadura”.

Este mismo viernes y durante una rueda de prensa con medios internacionales en La Paz, la presidenta interina, Jeanine Áñez, le advirtió a Morales que si regresaba al país, debía enfrentar a la justicia, pues tiene “cuentas pendientes” por un supuesto delito electoral y presunta corrupción

Áñez también indicó que el Ejecutivo provisional que preside no busca “venganza” ni tiene “intenciones revanchistas”, sino cambiar el rumbo del país andino, que transitaba hacia “un Estado totalitario”.