El Tribunal Supremo Electoral (TSE) de Bolivia actualizó los resultados del conteo de las elecciones de presidente del pasado domingo que muestran que Evo Morales extendió su ventaja sobre Carlos Mesa, exjefe de Estado, con el 99,1% de los votos sobre actas verificadas. Resultados que dan por ganador de la presidencia a su actual jefe de Estado.

Morales, candidato del partido Movimiento al Socialismo (MAS), se sitúa primero en las elecciones con el 46,97 % de los votos mientras que Carlos Mesa, de la alianza Comunidad Ciudadana, tiene el 36,59%.

Lea también El vuelo sin regreso del piloto de American Airlines al oscuro Bronx

Evo Morales incrementó el porcentaje de votos a favor en un 1,77 % respecto a los primeros resultados difundidos el pasado domingo antes de la suspensión del conteo, que duró un día, con un 83,7% de los votos escrutados.

Para ver todas las noticias de Bogotá visite www.conexioncapital.co. Encuéntrenos también en Facebook como Canal Capital.

Los últimos resultados del TSE muestran, además, que Carlos Mesa tiene un 1,51 % menos del porcentaje que tenía con el 83,7% escrutado cuando sumaba un 38,1%.

Morales, de acuerdo a los últimos resultados, tiene una ventaja del 10,38% sobre Mesa con lo que se aseguraría su triunfo en primera vuelta.

Para ser elegido presidente en Bolivia, en primera vuelta, un candidato debe sumar más del 50% de los votos o un mínimo del 40%, con una diferencia de diez puntos frente a la segunda alternativa más votada.

La actualización del TSE se da luego de que Morales reclamara, este jueves en la mañana, su victoria en las elecciones y asegurara que en su país se “gesta un golpe de Estado” en medio de acusaciones de fraude lideradas por Mesa.

“Para desconocer el voto del pueblo, especialmente del campo, se han juntado vendepatrias y golpistas. Son aliados de dictadores que ayer saquearon Bolivia con la privatización y excluyeron a los indígenas con la discriminación”, indicó Morales en sus redes sociales.

Mesa ha afirmado que no reconocerá los resultados finales emitidos por el TSE y ha reclamado que se dispute un balotaje como lo indicaba la tendencia de los votos escrutados con más del 83 % del conteo verificado que fue suspendido el pasado domingo hasta el lunes en la noche.

"Quien toma el control de todos los poderes y los concentra en uno solo de manera ilegítima, vulnerando la independencia de poderes, es protagonista de un golpe de Estado", afirmó Mesa en declaraciones a la prensa.

El cambio en la tendencia en los resultados, de domingo a lunes, desató protestas en nueve ciudades bolivianas. Se presentaron saqueos y la provocación de incendios en oficinas del Tribunal Electoral Departamental.

Morales accedería a su tercera reelección consecutiva y extendería hasta 2025 su permanencia en la presidencia de Bolivia que inició en 2006.

Con información de la Agencia Anadolu