familia de egan bernal
Captura de pantalla

Este domingo 28 de julio quedará para la historia. Hoy, el “Niño Maravilla”, Egan Bernal, abrazó el podio y se convirtió en el primer colombiano en coronarse campeón del Tour de Francia. 

Las lágrimas de felicidad del deportistas de 22 años al obtener esta importante victoria para Colombia despertaron sentimientos de orgullo en grandes y pequeños, como ocurrió con el niño Julián, quien lloró de alegría al presenciar el triunfo del ciclista de Zipaquirá. 

Lea también: Zipaquirá llora, ríe y canta por título de Egan Bernal

Canal Capital habló con Julio y Gloria Bernal, abuelo y tía del deportista, para conocer de qué forma celebra la familia este importante triunfo de un grande del ciclismo.

Para ver todas las noticias de Bogotá visite www.conexioncapital.co. Encuéntrenos también en Facebook como Canal Capital.

Según contó Julio Bernal, la caída que le impidió disputar el pasado Giro de Italia al “Niño Maravilla” fue uno de los momentos más difíciles para la familia. 

“El día que Egan se cayó se me fue el aliento.Yo quedé paralizado, fue duro, pensé que se iba a morir”, recordó Julio Bernal. 

Confesó que al principio vio poco probable que su nieto ganara el Tour de Francia: “Al inicio yo no lo creía, pero en la sexta etapa cambié de opinión”. 

Gloria Bernal, por otro lado, aunque sufrió cada etapa, mantuvo su fe intacta en el ciclista. “La familia siempre ha estado ahí, hemos gritado, cantado y llorado. Él es un ejemplo para todos los jóvenes”. 

Los Bernal ahora solo esperan con ansias la llegada del joven ciclista, para celebrar alrededor de un sancocho la historia más bonita que se ha podido contar en el ciclismo colombiano.