La Fiscalía General de la Nación acató la decisión de la jueza 12 de control de garantías que ordenó la libertad de Aida Victoria Manzanero Merlano, hija de la excongresista Aida Merlano, y el odontólogo Javier Guillermo Cely. Ambos están señalados de ser cómplices en la fuga de la líder política, contrario a lo que solicitaba el ente investigador.

El fiscal general de la nación encargado, Fabio Espitia, señaló que está evaluando si cambia a los fiscales que llevan el caso de la fuga de Merlano. “Estamos valorando este aspecto, de todas maneras necesitamos, de pronto, refrescar esos grupos de fiscales”, dijo Espitia. Esta opción la contemplan basándose en el llamado de atención que hizo la jueza 12 de control de garantías. La funcionaria cuestionó duramente la actuación de la Fiscalía en el caso y de manera particular se refirió a como solicitó la medida de aseguramiento contra la hija de Merlano y el odontólogo Cely.

Espitia comentó la declaración de la jueza diciendo: “es una posición sustentada, es una posición mesurada, es una posición que considero que resultaba muy apegada a lo que sucedió, en el sentido en el que reconoce que hay elementos de prueba que permiten afirmar una inferencia en relación con la comisión de los delitos, pero que también encontró que no habían fundamentos constitucionales para imponer la medida de privación de la libertad”.

Para ver todas las noticias de Bogotá visite www.conexioncapital.co. Encuéntrenos también en Facebook como Canal Capital.

Lea también: Defensa de Aida Victoria Merlano estudia demanda por procedimiento de captura

También el fiscal encargado afirmó que la decisión estuvo ajustada al derecho, sin embargo se animó a hacer una aclaración.  “Yo he dado, como me corresponde, plena autonomía a mis fiscales para que planteen sus peticiones en relación con los jueces de control de garantías”.

Con relación al paradero de Aida Merlano, prófuga desde el pasado primero de octubre, dijo que el ente investigador aún no tiene elementos de juicio para confirmar que se encuentra fuera del país.

Por: Carlina Beltrán