Las Fuerzas Militares se pronunciaron este martes con respecto a un reportaje sobre el bombardeo ocurrido el 29 de agosto en San Vicente del Caguán, Caquetá, en el que se menciona que no serían ocho menores de edad muertos, sino entre 16 y 18.

El informe revelado por Noticias Uno, que llegó con un equipo periodístico hasta el lugar de la operación militar, menciona, también, que tres de estos menores que huían heridos, habrían sido perseguidos y "rematados" momentos después de la operación, según declaraciones de habitantes de la zona.

Para ver todas las noticias de Bogotá visite www.conexioncapital.co. Encuéntrenos también en Facebook como Canal Capital.

Ante esta información, las Fuerzas Militares mencionaron que "Posterior a la operación de interdicción aérea no se presentaron persecuciones, combates ni acciones que originaran la muerte de presuntos integrantes del grupo armado organizado residual".

El comunicado mencionan que en el momento se encuentran a la espera de los resultados de las investigaciones de la Fiscalía, la Procuraduría "para evitar que continúen especulando respecto de la actuación de los integrantes de la Fuerza Pública en la operación".

Lea también Carlos Holmes Trujillo, nuevo ministro de Defensa

"Se tiene certeza que se trató de una operación legítima, legal y en el marco del Derecho Internacional", mencionaron las Fuerzas Militares en el mismo comunicado en el que resaltan que es el Instituto de Medicina Legal el que puede emitir los dictámenes científicos legales que permitan establecer posibles causas de muerte y plenas identidades de los occisos y sus edades biológicas".