El General Nicacio Martínez, comandante del Ejército de Colombia, se refirió al operativo hecho en San Vicente del Caguán el 30 de agosto pasado, en el que fueron dados de baja 14 “disidentes de las Farc” y ocho menores de edad.

La muerte de los menores fue revelado por el senador Roy Barreras durante la moción de censura que se presentó contra Guillermo Botero, quien renunció a su cargo como ministro de Defensa este 6 de noviembre.

Respecto a la controversial revelación del senador, Martínez aseguró que de haber tenido conocimiento que en el campamento "Gildardo Cucho" habían menores de edad, la decisión de las autoridades habría sido diferente y seguramente no se hubiese bombardeado el lugar.

“Si hubiéramos tenido conocimiento, no tomamos esa decisión porque nosotros no podemos agredir menores”, expresó el general.

Para ver todas las noticias de Bogotá visite www.conexioncapital.co. Encuéntrenos también en Facebook como Canal Capital.

Lea también ¿Qué viene después de la renuncia de Guillermo Botero?

“Tengo que decirles que hemos vuelto a los "falsos positivos". Ministro, no puede decir que sus hombres le informaron que fue un forcejeo o que no le informaron nada como es el caso del asesinato de Flower Trompeta. Las equivocaciones aquí se cuentan en vida”, dijo Roy Barreras durante el debate de moción de censura.

Respecto a esto, el comandante del Ejército aseguró que la fuerza pública tenía información de la estructura que tenía el cabecilla de las disidencias en Caquetá, más no la presencia de menores de edad y esa arista hubiera provocado una decisión diferente.

“Siempre nosotros hacemos la protección a aquellas personas que lo requieren, la decisión hubiera sido otra“, añadió el General Martínez.

Esta denuncia levantó controversia entre el pueblo colombiano y avivó aún más el debate sobre si Guillermo Botero debía renunciar a su cargo, el cual será encargado temporalmente al General Luis Fernando Navarro, actual comandante de las Fuerzas Militares de Colombia.

Con información de KienyKe