Carlos Holmes Trujillo, ministro de Relaciones Exteriores, denunció ante el Consejo Permanente de la Organización de Estados Americanos (OEA) que el gobierno de Venezuela recibe un constante respaldo por parte de la guerrilla del Ejército de Liberación Nacional (Eln) y por el grupo disidente de las Farc liderado por alias "Iván Márquez".

En ese sentido, Trujillo aseguró que de los 2.400 hombres que hay alzados en armas en el Eln, cerca del 43 % están ubicados en territorio venezolano, lo cual representa unos 1.050 combatientes. 

El jefe de la diplomacia colombiana añadió que alias "Lenín" es el enlace entre dicha guerrilla y el gobierno de Nicolás Maduro. "Lenín", miembro del Frente de Guerra Oriental, tendría comunicación directa con Freddy Bernal, el denominado protector del estado Táchira.

Trujillo manifestó que el frente de guerra Norte del Eln tiene “10 zonas campamentarias en Zulia y la Serranía del Perijá; el Oriental tiene 20 zonas en Apure, Bolívar y amazonas; y el Nororiental otras 20 zonas en Táchira”. 

En su intervención, el canciller señaló que el Gobierno chavista ha sostenido una relación con estos grupos armados ilegales colombianos por más de 20 años. 

"Los grupos residuales, terroristas, mantienen vínculos con las autoridades venezolanas de tipo local y regional, ejecutan actividades económicas, logísticas y de control social, entrenan milicias y controlan algunos pasos fronterizos", destacó Trujillo.

El ministro de Relaciones Exteriores destacó que el Eln también es aliado de colectivos venezolanos oficialistas. 

“El Frente Efraín Pabón del Eln patrocina colectivos del régimen venezolano en la frontera. Controlan y cobran por el tránsito por los pasos ilegales", agregó el canciller.

Trujillo afirmó que el Ejército de Liberación Nacional es ampliamente tolerado por las autoridades venezolanas: “El grupo es capaz de operar con casi total impunidad gracias a los cercanos lazos que tienen con las fuerzas de seguridad”, según datos de Insight Crime expuestos por Trujillo. 

“la dictadura de Maduro considera que esos grupos hacen parte activa de su dispositivo de defensa. Imagino las preocupaciones del Ejército venezolano al ver esa realidad, se preguntarán si los están utilizando para proteger nuevos grupos narcotraficantes”, indicó Trujillo. 

Por lo mismo, Trujillo exhortó a los países miembros de la OEA a que condenen el terrorismo y apliquen sanciones a los Estados que amparan a estos grupos criminales.

“Qué bueno poder decir hoy que Colombia viene a pedir que saquemos adelante las medidas de cooperación para combatir el terrorismo, en un momento en el cual se anuncia el nacimiento de un nuevo grupo narcoterrorista, que tiene el amparo de un régimen dictatorial y tirano”, concluyó el canciller colombiano.

Con información de la Agencia Anadolu